Emprende dentro de la empresa para la que trabajas

Mucha gente me dice que está feliz en la empresa para la que trabaja, pero que también quiere emprender ¿Sabes que se pueden hacer las dos cosas? Y es que el espíritu emprendedor es perfectamente compatible con que te paguen una nómina a final de mes. Es lo que se llama intraemprendimiento, y aunque el palabro se las trae, lo puede hacer cualquiera. Continuar leyendo “Emprende dentro de la empresa para la que trabajas”

Monta un negocio sin tener un euro

He montado cuatro empresas, tres de ellas sin dinero en el banco. Eso de que necesitas ser rico o hijo de papá es una gran mentira, que los que no se atreven a dar el paso se dicen para sentirse mejor. Se puede montar una empresa sin dinero. ¿Qué si tienes dinero es mejor?, por supuesto. Mucho más fácil todo. Cuando más dinero tienes más posibilidades de poner en marcha casi cualquier empresa, ya que si no tienes pasta has de olvidarte prácticamente de todas las que requieren una inversión inicial.  Continuar leyendo “Monta un negocio sin tener un euro”

No pienses en emprender

“Estoy pensando en emprender”. No he dejado de recibir mensajes de este tipo desde que escribí un post animando a la gente a montar su propia empresa. Y siento decirlo así, pero no van a emprender en su vida. Por qué los emprendedores que conozco piensan poco y actúan mucho. Y si se equivocan, se levantan y vuelven a actuar. Así que ¡deja de pensar y haz algo! Continuar leyendo “No pienses en emprender”

Qué bien vives

Mucha gente me pone comentarios en Instagram o Facebook que dicen “¡qué bien vives!” o “¡qué suerte tienes!”. Y es que este año me he ido de vacaciones cuatro veces. He estado diez días en Nueva York, quince en Indonesia, quince en Myanmar, y diez en Barcelona. Así que sí, vivo bien, vivo de puta madre. Soy el dueño de una tienda de ropa en franquicia que después de 5 años duros me paga el alquiler y los gastos. También tengo una empresa que desarrolla apps para móviles que me paga el ocio y las vacaciones. Continuar leyendo “Qué bien vives”