Me voy cuatro meses a Tailandia

– Yo: ¡Me voy cuatro meses a Tailandia 😀!
– ¿Y eso? ¿Va mal la empresa…☹️?

– No… ¡va genial!
– Pero… ¿si va bien, por qué te vas?

– Por eso, porque va bien… ¡Si fuera mal no me iría!
– No tiene sentido, ¡si va bien no te puedes ir!

– ¿Por?
– Pues porque si te vas, se va a ir todo a la mierda. Lo que tienes que hacer es quedarte a trabajar y hacer que crezca.

– Es que ya va a crecer. El año pasado triplicamos facturación, y este año vamos a duplicar. Y lo vamos a hacer aunque yo no esté físicamente aquí.
– ¡Pero como va a crecer si te vas y dejas de lado tu empresa!

– ¡No dejo nada de lado! Simplemente lo he organizado para que la empresa vaya como un tiro sin que yo esté aquí trabajando cuarenta horas a la semana. Tanto el equipo como yo tendremos otras funciones, mientras yo seguiré a tope con la empresa, pero en Tailandia.
– (Al otro le explota la cabeza).

Pues eso, que me voy cuatro meses a Tailandia. Y que todo va bien. Pero quiero que vaya mucho mejor. A ver, me explico.

Me encanta mi trabajo

Tengo 40 años y no tengo pareja ni vínculos familiares o personales que me “aten”. Aunque prácticamente todos mis amigos están casados y tienen hijos, me las arreglo para salir cada finde. Viajo mucho y hago bastantes cosas entre semana. Llevo una vida cómoda, normal. Vivo en un piso de alquiler muy chulo y voy a trabajar en patinete. No me sobra el dinero, pero tampoco me falta.

Me encanta mi trabajo. Tengo dos empresas. La primera es una tienda de ropa en franquicia de la marca Superdry en Valencia. Llevamos ya siete años y en ella trabajan 4 personas. La segunda es rudo, una agencia de desarrollo de aplicaciones móviles que está en pleno crecimiento. En dos años hemos pasado de 4 a 18 personas y en el último año hemos triplicado la facturación.

Mi día a día

Sobre la tienda de ropa, aunque estoy pendiente todo el día, solo voy un par de horas a la semana. A lo largo de los años he organizado la gestión para que me ocupe muy poco tiempo. Tengo un socio y un equipo genial, y yo me encargo únicamente de tareas que considero aportan valor, como el análisis de kpis y la puesta en marcha de medidas para mejorarlos. Además dos veces al año elijo la colección de la próxima temporada.

La mayoría de mi tiempo lo dedico a rudo, mi empresa de desarrollo de apps. Empezamos a hacer apps para otras empresas hace dos años y hemos crecido un montón y muy rápido. Como CEO, soy el responsable de la dirección y la gestión de la empresa y del equipo, centrándome en las siguientes áreas:

Estrategia, determinando a dónde vamos y estableciendo objetivos a corto, medio y largo plazo. Incluyendo toda la planificación de acciones y seguimiento de kpis.

Gestión del talento para conseguir un equipo efectivo y motivado. Generando al mismo una cultura organizativa.

Desarrollo de negocio. La parte comercial de toda la vida, buscando oportunidades y clientes.

La primera etapa fue apasionante. Ningún miembro del equipo había trabajado en una empresa de desarrollo de apps, así que tuvimos que inventar todos los procesos, contratar al equipo, definir las funciones, buscar los clientes…  Las cosas iban muy bien y cada vez teníamos más proyectos, así que el reto era conseguir más programadores para desarrollarlos.

Mi socio Fernando es el CTO, por lo que dirige toda la parte técnica, y mi compañero Pablo se encarga de dirigir la gestión de los proyectos. Yo cada vez más, me dedico a la parte comercial. Cuando consigo cerrar un negocio este pasa al departamento técnico donde se ejecuta con la gestión del equipo de dirección de proyectos. Eso hace que mi vida sea mucho más relajada, que pueda planificarme y que no tenga que trabajar más de las 40 horas semanales.

Nos hemos especializado exclusivamente en el desarrollo de apps, no dedicándonos a otros lenguajes de programación, ni a hacer webs o marketing, así que hacemos un muy buen trabajo. Además de en España tenemos clientes en Estados Unidos o Suiza. Y cada vez más.

¿Por qué me voy entonces?

Pues porque todo está bien, pero me falta algo. Me encanta mi trabajo, pero siento que me he estancado. Cada vez mi función es más comercial, ya que como he dicho los procesos están muy claros. Y creo que hay mucha gente que podría hacer mucho mejor que yo ese trabajo comercial.

Además creo que si sigo como estoy, todo seguirá bien. Que iremos teniendo más proyectos, y más personas, y cada vez los haremos mejor. Pero yo no quiero que vaya bien, lo que yo quiero es que vaya espectacular, y siento que para eso tengo que hacer algo diferente. Que tengo que cambiarlo todo, poner mi mundo patas arriba, irme lejos, cambiar por completo mi día a día, lo que como, con quien me relaciono y lo que hago. Y que todas esas experiencias, todos esos estímulos, van a sembrar la semilla para conseguir algo mucho más grande.

Ya sabes que cuando algo funciona, el día a día te atrapa, y no te deja hacer grandes cambios. Te hace pensar que eres imprescindible y que nadie va a poder hacer tu función igual de bien que tú. Yo pienso lo contrario, que hay muchas personas que pueden hacer mi trabajo comercial mejor que yo. Por eso debo delegarlo y hacer otras cosas que aporten más valor. Pero necesito ese cambio.

Poca gente me entiende. La mayoría piensan que soy un irresponsable. Que si las cosas van bien lo mejor es no tocarlas y que si todo funciona no hay nada que arreglar. Piensan que lo que tengo que hacer es estar en la oficina, disponible 24/7, y con el único objetivo de crecer y crecer.

Y yo quiero que la empresa crezca y voy a tope con ella, pero no creo que sea imprescindible. Tenemos un equipo y unos procesos que funcionan por sí solos. Y unos clientes que confían en nosotros. Y a mis 40 años estoy seguro que puedo hacer crecer la empresa haciendo las cosas un poco diferentes a lo habitual.

¿Es esto una locura? Por supuesto, pero controlada. Estoy convencido de que me va a salir bien

¿Qué voy a hacer para que salga bien?

En septiembre de este año ya hice una prueba de cómo sería mi vida siendo “nómada digital” mientras seguía con todas mis responsabilidades. Quería dirigir la empresa estando a 2.600 km, haciendo lo mismo que había en la oficina pero desde fuera. Y pensaba que como todos los procesos estaban claros lo iba a conseguir. Pero no funcionó. Y al mes me volví a España porque sentía que las cosas no iban bien. Pero no me vine con el rabo entre las piernas, si no con la autoestima por las nubes por haberme sido capaz de ir solo a probar, y por haberme dado cuenta a tiempo de que no funcionaba.

El problema es que no hice una redefinición de las funciones. Seguía siendo el CEO, responsabilizándome de todo, y a la vez llevando esa parte de desarrollo de negocio. Y esa parte fui capaz de hacerla sin problema, ya que tenemos montado un sistema comercial que funciona. Pero estar al frente de una empresa no es solo ejercer una función concreta. Y no se puede hacer lo mismo estando presente que no estando.

Así que esta vez las cosas van a ser distintas. La parte de dirección, la de CEO, la va a hacer mi super socio Fernando Salom que ahora es el CTO. Fer se va a encargar del equipo y de la dirección, y por supuesto lo va a hacer genial.

Y yo únicamente me voy a encargar de traer negocio, pero esta vez junto con un equipo de comerciales que hemos contratado. Mi función va a ser coordinarlas y hacer propuestas. Una sola función y muy clara clara.

Voy a pasar de trabajar full time a tener una dedicación de unas 15 horas por semana. La diferencia horaria en Tailandia va a mi favor, cuando aquí son las 8 de la mañana allí son las dos de la tarde. Así que tengo toda mi mañana libre y solo tengo que estar conectado en mis tardes para hacer una reunión con el equipo comercial y atender a mis clientes. Y el resto del tiempo lo voy a dedicar a relacionarme todo lo posible con nómadas digitales, a estudiar otros modelos de negocio, a escribir, a viajar, a vivir experiencias…

Me quedan poco más de dos meses para irme, y tengo que organizarlo todo para que salga perfecto. Me acojona y me me emociona a partes iguales. Intentaré contar mi experiencia por aquí, mientras me puedes dar caña con tu opinión sobre mi plan 😜.

52 opiniones en “Me voy cuatro meses a Tailandia”

  1. Necesitas personas para tu equipo de desarrollo de nuevos negocios en Latam y norte america? Te dejo mi contacto de wupp. +598 99134756, podemos hablar. Saludos

  2. El comercio genera paz y prosperidad, en cualquier ámbito. Por eso, es una oportunidad muy importante para crecer y ampliar la entidad en más mundos.

  3. Pues me parece perfecto! Apruebo y entiendo tu decisión. La gente igual no lo ve porque la mayoría tenemos lazos que nos atan en corto y no podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación, pero que sería del mundo si todos fuésemos por el camino que se marca. Como tú bien dices el día a día y los quehaceres no te dejan tiempo ni ganas a explorar otras «maneras».
    Te va a ir bien seguro! Mucha suerte amigo.

  4. Pues me parece una idea genial, espero que te salga bien, pero es valiente y sinceramente creo que las cosas ahora te deben ir super bien para atreverte. Si necesitas diseñadores para tus apps no dudes en contactar con nosotros ya lo hemos hecho, veras nuestro trabajo en http://www.alfalfacomunicacion.com. A pasarlo bien y a crecer!

  5. Me ha encantado tu historia y tú visión del mundo! Hay muchas empresas y personas que tienen que cambiar de mentalidad!! Seguiré de cerca tú experiencia y mucha suerte!!

  6. ¿y no te parece un poco egoísta dejar a todo tu equipo encargándose de todo mientras tu te vas 4 meses fuera? que entiendo el planteamiento pero igual no deberías ser el único con la oportunidad de replantearse las cosas ¿no?

    1. Hola Nieves! Pues me has dejado pensando, y realmente tienes razón. Con mi socio está todo hablado y consensuado. Sobre el resto del equipo, ninguno me ha planteado nada parecido, pero si lo hiciera también tendría que tener la oportunidad ¿no? Todo se puede organizar si se busca un bien común .

  7. Hola Richard,

    Creo que para tener ideas nuevas, hay que hacer cosas nuevas y cambiar de perspectiva. Qué las cosas vayan bien no quiera decir que no puedan ir mejor!

    Imagino que has elegido Tailandia, a parte de por la experiencia, porque ves allí un futuro de negocio interesante, y creo que haces bien yendo allí. Para entender cómo se trabaja y como se piensa en un país lo más útil es tener la experiencia personal y directa del lugar. Además, que mejor forma de hacer algo disruptivo y tener nuevos estímulos que irte 4 meses a Tailandia!

    En definitiva, me encanta la idea y creo que va a ser muy positivo el cambio, estaré al tanto de tus próximas publicaciones!

  8. Hola Richard, enhorabuena por tu trabajo y lo que has conseguido hasta ahora. Suena genial!! Creo que la solución a tus males es…. AMOR. Si ya lo decía el famoso programa de televisión…. «Lo que necesitas es amor…» 🙂 Lo digo porque parece que hoy en dia el tener pareja, ataduras, hijos parece que es un impedimento para poner foco y ser un emprendedor de éxito…. Tiene que haber una forma de combinar todo y encontrar un equilibrio…..sin renunciar a las cosas buenas de la vida. Aunque supongo que es una cuestión personal de prioridades y de redefinir que significa EXITO/SUCCESS para cada uno de nosotros.
    Pero el proyecto suena prometedor mucha suerte en Thailandia…. aunque echarás de menos la tortilla de patata o la paella valenciana… pero mira igual es una oportunidad para tu siguiente negocio 🙂

  9. Hola Richard
    Yo no solo te admiro por tu valentia, sino que te comprenfo y ademas, te animo. Hace 10 años pasé por una situacion parecida: era director de rrhh en una empresa farmacéutica, tenia un buen sueldo, mi pisito, y vivia muy comodo. Pero, en pjena crisis economica mundial (nov 2009) decidí dar un cambio a mi vida y me fui a un pueblo de Huelva llamado Punta Umbra (no tan exótico como Tailandia) a construir una replica de un galeón del siglo XVII. Tras 6 meses alli, me enrole como tripulante y estuve cinco meses navegando en ese galeon desde Sevilla hasta Shanghai. Solo te puedo decir una cosa: fue la mejor decisión de mi vida.
    Y otra cosa: no dudes que se irá un Richard y volverá otro completamente distinto, e incluso mejor.
    Si quieres saber mas de mi aventura mira en http://curroyelgaleona dalucia.blogspot.com
    Mucha suerte

    1. Hola Curro!
      Acabo de leer tu historia y estoy flipando, eso sí que es ser valiente. Se me ponen los pelos de punta de pensarlo. Muchas gracias por escribirme, vaya chute de adrenalina leer lo que has hecho. Un abrazo!

  10. Te enfrentas a una experiencia vital increible que te podra llevar tan lejos como quieras!
    Mi consejo: mente abierta. En la vida pasan cosas maravillosas cuando uno esta dispuesto a entenderlo.
    Igual Tailandia deja de ser Tailandia y los 4 meses se convierten en otra cosa?
    Cuando las empresas son de verdad y tienen alma cobran vida propia mas alla de las personas que las crearon!
    Disfruta mucho de tu aventura y de tu libertad. Yo tuve ocasion de hacerlo y solo me trajo cosas buenisimas.

    1. Hola Ana
      Toda mi vida he planeado cada movimiento. He hecho muchos movimientos locos, jajaj, pero muy planeados. A Tailandia me voy solo con una semana de alojamiento y con la mente abierta a que las cosas pasen. Gracias por escribir!

  11. Sin conocerte es prejuicioso pero mi sensación es que el éxito no lo vinculas exclusivamente con lo que has conseguido profesionalmente sino que necesitas otros estímulos personales. Yo hice algo parecido hace 7 años, cuando dejé una vida aparentemente perfecta y cómoda para dejarlo todo e irme a Australia. Al final duró 9 meses y fue una búsqueda más personal que profesional. Tengo tu misma edad y situación y creo poder entenderte. Nuestra vida es bastante diferente a la mayoría de quienes nos rodean. Has planeado tanto el cómo hacerlo cómo los riesgos que suponen, así que disfruta de la experiencia, experimenta y descubre lo que realmente te mueve. No dejes de ir a Pai, Ko Panghan, Ko Tao, Phi Phi pero sobre todo piérdete lo más posible de los meollos turísticos, ahí suelo encontrar la esencia de los países. Igual nos vemos por allí. Un abrazo y suerte.

  12. Mucha suerte Richard ,me alegra mucho ver que hay personas que son capaces de poner un punto y seguido en su vida a pesar de irte muy bien profesionalmente,hay que ser muy valiente y se nota que todo lo llevas controlado .Tu ‘suerte ‘ es que estás soltero y no te ata una familia así que aprovecha.He visto tu cv en LinkedIn y es brillante.Dusfruta la experiencia

  13. Richard!
    Lo primero enhorabuena por tu blog! Me encanta!
    Lo segundo…soy fiel seguidora de la gente entusiasta, creo que es un clave fundamental para tener éxito! Y tú en ese KPI tienes sobre consecución!!

    Te va a ir genial, quien no arriesga no gana!

    Me suscribo para ver todos tus post!!!

  14. Con la cantidad de cosas que se publican a principio de año, está me llamó muchísimo la atención.
    Enhorabuena por tu decisión, porque lo que haces, a mi modo de ver, tiene mucho sentido de lo que realmente funciona, y no de lo que creemos que funciona. Nos resulta muy fácil escondernos en mil y un «tengo que» y afrontar el «lo que quiero es». Sea donde sea, en Tailandia o en cualquier lugar próximo, en un puesto en una empresa o creando una compañía, mi enhorabuena es por tener un propósito y perseguirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *